Nota: EDITORIAL EL GOBIERNO BUSCA CALLAR LA PRENSA NO ALINEADA

El gobierno que encabeza Danilo Medina buscar callar la voces disidentes en los medios de comunicacion de masa con la aprobación y promulgación de una ley que rige los partidos y organizaciones políticas, que mas bien parece venir a regular los medios de comunicacion y sustituir la ley de la libre expresión y difusión del pensamiento 6132. 

Constituye un error y un adefesio jurídico por parte de nuestros congresistas tratar de coartar la libertad de prensa con un articulo en la ley de partidos políticos que contradice la ley 6132, la cual no ha sido derogada.  

Condenar a un comunicador por el hecho de denunciar y criticar conductas inaceptables en los funcionarios y políticos del pais a través de un articulo de la nueva ley que rige los partidos y entidades políticas no deja de ser un asomo de un gobiernos que amenaza las libertades publicas de los ciudadanos.

Muchos ciudadanos en la redes han manifestado su apoyo a esta ley, convencido de que estan en lo correcto, sin percatarse que han sido objeto de la manipulación de quienes gobiernan el Estado Dominicano.

El neotrujillismo que encarna el partido de gobierno, en contubernio con parte de la oposición, no solo busca callar la prensa no alineada a sus intereses manzanos, si no que también busca silenciar a los partidos que los adversan. 

Facinerosos y facinerosas se han dado a la tarea de llevar el debate sobre este tema en la redes por senderos equivocado, algunos sin conocimiento de causa,  que hablan a partir de lo que otro quiere que escriban o hablen.

La intolerancia a la libertad de expresión y del pensamiento debe ser rechazada y repudiada desde cualquier sector que venga, ya sea del político gobernante, o de otro cualquiera.

El actuar gobierno ha venido coqueteando la posibilidad de privar a los periodistas disidentes de ese derecho que por naturaleza jurídica le asiste y al pueblo dominicano de privarlo del derecho a estar bien informado.

La ley 6132 establece bien claro las sanciones para aquellos comunicadores que violenten dicha norma, no hay necesidad de crear otra normativas en contraposición a la ya existente.

Leave a Reply

%d bloggers like this: