ESCÁNDALOS DE VIOLACIONES SEXUALES POR SACERDOTES EN EL PAÍS ATENTA CONTRA FE CATÓLICA

Iglesia Catolica-Los escándalos sexuales protagonizados por sacerdotes católicos pululan por donde quiera en el país, poniendo a pruebas la fe de los feligreses de la iglesias oficial de la República Dominicana.

En los primeros años que fueron denunciado estos casos las autoridades católicas se mostraron arrogantes y prepotentes contra los medios de comunicacion que se hacían eco de dichos abusos sexuales.

Sociales

Las autoridades usaban todos su poder e influencia para doblegar a las autoridades judiciales y proteger su imagen y a sus violadores sacerdotes aun sabiendo a fondo la veracidad de los hechos.

En los últimos tiempo han tenido que reconocer sus falta y bajar su frente, pues muchos de esos sacerdote violadores en ves de ser sancionado lo que eran trasladado a otro lugar, a juicio del Padre Rogelio Cruz, eso implicaba llevar el problema a otro lado.

A pesar de que las victima de estos abusos vienes de familia humildes, situacion que los lideres religiosos aprovecharon para llevar acabo estos actos bochornosos, pues muchos casos de violaciones sexuales cometidas por parte de sacerdotes las victimas han guardado silencio y no lo han hecho público respondiendo a amenazas y otros avergonzados por haber sido abusados.

Las autoridades en muchos casos han actuado con responsabilidad y no han respondido al chantaje de las autoridades de la iglesia católica y han logrado condenar algunos sacerdotes abusadores practicantes de la pedofilia y la pederastia. 

El Ministerio Público en Monte Plata dijo haber apresado al sacerdote José Rosario González, acusado de haber violado sexualmente a una menor.

El párroco estaba en el municipio Sabana Grande de Boyá donde cometió el abuso sexual en contra de la menor.

Es el segundo caso que de violación sexual que ocurre en esta comunidad cometido por sacerdote ya que se recuerda que el 8 de agosto de 2017, el sacerdote Elvin Taveras Durán fue acusado de asesinar a Fernelis Carrión Saviñón, de 16 años de edad, supuestamente porque este delataría una doble vida que llevaba.

Taveras era considerado como un hombre de confianza para la familia, al punto de que la abuela de la víctima, solo identificada como Ana, se encargaba de lavar y planchar su ropa. Carrión había salido de su vivienda en el sector Villa Marina, para supuestamente reunirse con el sacerdote y ese fue el último día en que sus familiares lo vieron.

El padre del niño había denunciado que su hijo era violado por el sacerdote. Y Fernelis, quien también era monaguillo en la misma parroquia en que Taveras era cura, fue encontrado muerto cerca de Sabana Grande de Boyá, en la carretera que comunica a Villa Mella con la provincia Monte Plata.

Otro caso de violación cometida por un sacerdote católico es del Miguel Bienvenido Florenzán Ulloa, fraile de la Orden de San Agustín, quien está acusado de abusar sexualmente de un adolescente en un centro educativo de la Vega.

 Pero que tambien se le acusa de haber violado varios  varios menores.

Familiares indignados ante la situación montaron un piquete frente al palacio de justicia.

La audiencia fue conocida a puerta cerrada y tras concluir, el imputado fue sacado por el área trasera del tribunal.

Desde el 15 de junio el sacerdote se encuentra en libertad, luego que le fuera variada las medidas de coerción.

Este sacerdote habia violado el promedio de 20 menores de edad aunque una sola familia presentó querella contra él.

Los hechos supuestamente ocurrieron en 2015 en el colegio Agustiniano de esta ciudad, donde Fray Florenzán Ulloa formaba parte de la junta directiva.

A estos casos se le suma el del ex cardenal Nicolas López, quien violentó durante 18 años su vida de celibato con una rubia profesoras de ingles con la cual sostenía una relación marital. 

A continuación, algunos de los casos más graves de abuso sexual en la Iglesia Católica dominicana, que han salido a la luz pública en los últimos lustro:

Albergue de Higüey

En el año 2005, un grupo de sacerdotes y feligreses fueron acusados por nueve menores, ocho niñas y un niño, de violación sexual y sadomasoquismo. Los hechos se cometieron en el año 2004 en el “Hogar La Ciudad de los Niños, San Francisco Javier”, de San Rafael del Yuma, en Higüey. Los relatos que las niñas y el niño hicieron durante los interrogatorios parecen sacados de una novela de terror.

Ver: Violaciones y orgías contra niñas de albergue católico (10 años de impunidad)

Una niña de sólo cinco años dijo lo siguiente: “un día, de noche, él me despertó (un sacerdote), y me dijo ven acá, me llevó allá atrás (a unos matorrales del patio del albergue), me dijo bájate los pantalones, y yo le dije que no, y él me los jaló (le dio un halón), y me entró su cosa, me dolió, y yo estaba botando sangre y llorando mucho”.

Sin embargo, hasta el momento no ha habido ninguna consecuencia legal contra los acusados. Algunos de ellos, tres empleados de menor rango, murieron calcinados al incendiarse la cárcel de Higüey. Los sacerdotes Cirilo Antonio Núñez y Ramón Antonio Betances, quedaron libres. El diácono Rigoberto González Radial, cubano residente en Estados Unidos, responsable del albergue, falleció el 7 de enero del 2006 en una clínica de Santiago.

La condena al padre EspinalIgleisa Catolica-3

En julio de 2009, el Tercer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional condenó a 15 años de prisión al sacerdote Domingo Espinal, por violar sexualmente a un menor de 14 años, en el sector El Invi, en la carretera Sánchez. Los jueces Alina Mora, presidenta, Evelin Torres y Ramón Atilas multaron al sacerdote con RD$100,000.

El cura había sido absuelto en una primera instancia en el año 2006, pero la familia de la víctima apeló la sentencia hasta lograr esta condena.

Caso del obispo Príamo TejedaIglesia Catolica-2

El obispo monseñor Príamo Tejeda, que hasta 1998 estuvo a cargo de la Diócesis Baní-San Cristóbal, fue acusado en 2007 de mantener en secuestro y sometido a violaciones sexuales a un hombre cubano, en Florida, Estados Unidos.

El caso fue publicado por el periódico Herald Tribune, que explicó que el hombre, de 42 años y sólo identificado por las híncales J.G., por asuntos legales, fue ayudado a salir de Cuba por el prelado dominicano en 2005, con la promesa ayudarle a conseguir un empleo y para que ayudara con algunas labores eclesiales.

El hombre dijo que, bajo la amenaza de que lo haría regresar a Cuba, el obispo lo obligó a sostener relaciones sexuales, tanto en República Dominicana como en Florida.

“Su miedo era que monseñor Tejeda haría que lo deportaran,” dijo Ronald Weil, el abogado del acusador. La jerarquía católica de Florida restó valor a la acusación y defendió a monseñor Tejeda.

Iglesia Catolica-3Caso del cura de Bonao

En julio de 2012, el sacerdote Alberto Zacarías Cordero Liriano, de 40 años, fue sometido y apresado bajo el cargo de violación sexual de una menor de 15 años en Bonao.

Según familiares de la menor, el sacerdote católico intentó detener el sometimiento judicial ofreciendo de 1 a 3 millones de pesos como “compensación”, pero la familia no aceptó la propuesta. Este caso sigue todavía en proceso en los tribunales.

El caso del Wojciech, en JuncalitoIgleisa Catolica-2

El sacerdote polaco padre Wojciech, quien se hacía llamar padre Alberto Gil, fue denunciado a finales de mayo del presente año 2013, como violador de decenas de niños que tenía a su cuidado.

El cura huyó sin que se sepa su paradero.

Iglesia Catolica-4El padre Johnny, de Constanza

El pasado miércoles, 28 de agosto del presente 2013, un grupo de organizaciones y ciudadanos, encabezados por la Coordinadora de Mujeres del Cibao (CMC), denunciaron que el sacerdote Juan Manuel Mota de Jesús, “Padre Johnny”, párroco de la iglesia Catedral de San Pedro, había violado a varias niñas adolescentes.

El sacerdote ha insistido en que nunca ha “violado a nadie”, pese a los testimonios dados por las víctimas, sus familiares y allegados. El caso está en manos del Ministerio Público.

El nuncio WesolowskiIglesia Catolica-

La repentina destitución del nuncio o embajador del Vaticano en Santo Domingo, Joséf Wesolowski, amigo íntimo y compatriota del padre Wojciech, el pasado 21 de agosto, hizo que se filtraran informaciones sobre la doble vida que llevaba el representante del papa.

Acento.com.do adelantó que la destitución del nuncio se debía a algo más que las contradicciones de Wesolowski con el arzobispo de San Juan, Puerto Rico, monseñor Roberto González Nieves, que según un periódico italiano originaron la decisión del papa Francisco.

Tras los reportajes de las periodistas Addis Burgos (Código Calle, canal 29, Santiago) y Nuria Piera (Nuria-Investigación periodística, Color Visión y NCDN, Santo Domingo), se puso en evidencia la participación de Wesolowski en parrandas y en abusos sexuales contra niños.

El 3 de septiembre de 2013, el rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCAMAIMA), monseñor Agripino Núñez Collado, confirmó a los periodistas que Joséf Wesolowski fue destituido por el papa Francisco, porque había incurrido en el delito de pederastia durante su estancia en Santo Domingo.

Hasta el momento, Wojciech sigue prófugo de la justicia. En el caso de Wesolowski, se ignora dónde se encuentra, aunque el propio Núñez Collado reclamó que sea investigado por la justicia dominicana.

Leave a Reply

%d bloggers like this: